viernes, 29 de julio de 2011

La problemática agropecuaria Brasileña contada a través de una novela: El rey del ganado

Fuente: http://vinculando.org/articulos/sociedad_america_latina/problematica_agropecuaria_brasilena_novela_el_rey_del_ganado.html


Autor: Ximena Mendez Mihura

Alguna vez García Marquez comentó que le gustaría escribir una novela por la posibilidad que le daría de llegar a millones de espectadores. La gente ve las novelas más de lo que realmente reconoce. En el caso de la novela “El Rey del ganado” estrenada por GLOBO durante el año1996 y cuyo autor Benedito Ruy Barbosa que ya había encarado otras novelas de estilo rural. Nos introduce en el mundo y las problemáticas del modelo agropecuario Brasileño, incluyendo la polemica por el Movimiento Sin Tierra, a través de su trama, con un relato tradicional la novela se centra en dos historias de amor en una famila a traves de dos generaciones.

Enrico Mezenga y Giovanna Berdinazzi son hijos de familias de origen italiano asentadas en el Brasil y vecinas, pero enemistadas a causa de una cerca que delimita las propiedades y por el sembrado del café. Ninguna de las familias aprueba el romance, y aunque los jóvenes logran casarse, tienen que huir del lugar para poder vivir en paz. La historia comienza en la época de la segunda guerra mundial. Resulta muy interesante la descripción de la decadencia del café (el monocultivo de la época). Según Flores Galindo, Alberto: "(...) La misma economía latifundista y esclavista que hizo posible el desenvolvimiento económico del Brasil, su relativa estabilidad contrastando con las turbulencias en los países vecinos, lo pervirtió y enveneno en sus Fuentes de nutrición y de vida." La economía del café atrajo al Brasil la constante llegada de inmigrantes italianos también permitió la acumulación de capitales. A partir de la crisis del treinta cae, y luego de la guerra otra crisis por exceso de oferta y competencia con otros países. Conforme va desarrollándose la trama, las propiedades en que ambas familias desarrollan sus actividades económicas son estancias. Podemos ver aquí lo planteado por Waldo Ansaldi: "Según una de mis hipótesis, los países latinoamericanos se constituyen históricamente desde tres matrices societales, cada una de ellas, a su vez, desarrollada a partir de sendas unidades de producción económica: la plantación con trabajo esclavista, la hacienda con trabajo semiservil y la estancia con trabajo asalariado."

Bruno Mezenga-hijo de Enrico y Giovanna-en su infancia ha sido peón y ayudante de su padre, con mucho esfuerzo se transforma en uno de los mayores criadores del país, conocido como “el rey del ganado”. De costumbres muy sencillas ha crecido en contacto con la naturaleza, la tierra, los animales y por supuesto con la música para acompañar los momentos de ocio. Según Arguedas, José María en "Ritos de la siembra":"(...) Los hacendados viajan y recorren sus propiedades en automóviles, pero los colonos, la gente de la hacienda sigue ofrendando la tierra, sigue dirigiéndose a ella como a una madre bondadosa; en la cosecha y en la siembra todavía la llaman con la voz antigua de los cantos rituales, para que no deje de ser prodiga y misericordiosa con sus criaturas." A Bruno, le caben ambos rasgos. La mayor parte de la historia transcurre en el casco de una de sus estancias donde vive Juan de la Araguaya junto a su esposa Ana, el hombre es el capataz y/o mayordomo de la estancia con quien Bruno tiene gran confianza y sabe delegar mucho de su trabajo. Según Cristóbal Kay: "La hacienda esta organizada de manera jerárquica. En la cúspide está por supuesto el dueño o arrendatario junto al administrador general. Después viene el estrato intermedio que realiza funciones de administración, vigilancia, o que requieren de cierta especialización. (...)"


En Bruno contrastan su situación de poderío económico, con su personalidad sencilla de hombre de campo, se ve también reflejada en la historia de sus hijos:

-Lía enamorada de un cántate folklórico Pirilampo- a quien ha tomado José de la Araguaya como trabajador temporario junto a otro amigo, más que por conocimiento de sus destrezas como peones por que los ha oído tocar la guitarra y cantar y le han gustado. Según Arguedas, José María en "Ritos de la siembra":"(...)el artista, por mas extraño que sea, llega a percibir la profunda energía del canto; y el que ha vivido siempre en estos pueblos, por mas civilizado que esté, siente al mundo como iluminado, como animado y sacudido por una humana emoción" Al decidir esto José dice para sí mismo: "Cuado el patrón los escuche cantar estos no se van mas" Hay abundantes capítulos donde se lo ve a José cuando se va a comprar provisiones en canoa por el río y varias veces dice: "Río:¡ amo tus aguas!" Sale a divertirse y tomar algunas copas con otros peones vecinos, y se va a escuchar a los músicos del lugar. Según Arguedas, José María en "Ritos de la siembra":"(...)Sólo la voz y la emoción del hombre que habita sobre la tierra, sabiendo que ésta es viviente, puede dar una fuerza tan extraña, verdaderamente infinita, a una imploración." En este orden de cosas que tienen que ver con las formas del sentir y el vivir se puede destacar que la canción que acompaña Bruno, se llama "Corazón Certanero" y hace hincapié en estas temáticas al igual que la canción de apertura que en su banda original tiene estrofas que versan con lo siguiente: "soy de la tierra donde el peón es el rey (...)" Ambos temas con claras proyecciones folklóricas.

-El otro hijo de Bruno: Marcos termina teniendo un hijo y casándose con la hija de un senador. Así, como por casualidad introducen la relación entre la clase gobernante, tanto liberal como democrático y populista y el propietario latifundista.

Bruno, sabe del odio que separó a las familias, y nunca conoció a los hermanos de su madre. El único tío sobreviviente es Jeremías Berdinazzi, un viejo solitario que ha desheredado a Bruno y solo espera a encontrar a su sobrina Marieta para dejarle la enorme fortuna de su estancia. Esta perdió la memoria de pequeña luego de un accidente trágico y nadie puede dar con su paradero.

Jeremías Berdinazzi ha robado junto el padre de Marieta (ya muerto) a su hermana Giovanna, y a su madre, la abuela de Bruno. Sin embargo a través de la novela también dejan en claro, que no fue sólo por éste robo que logró todo. También este personaje presenta contradicciones. Y además de esa estafa a la familia, logró las cosas a través de la cultura del trabajo- tema que atraviesa toda la novela- esto queda claro en las discusiones que al hablar de su tío, tiene Bruno con sus hijos. Si bien comenzó su fortuna con el Café (es llamado El Rey del Café) fue un visionario, que invirtió capital en el país, en darle trabajo a la gente, por ejemplo, apostó a la lechería, siempre remarca al igual que Bruno-que está en el rubro ganadero- que son los intermediaros los que fijan los precios de todo, no ellos los productores. Hay que destacar que todo esto se dice en una novela que se realizó en Brasil en 1996, pensemos que los productores rurales de Argentina, que protestaron contra las retenciones en 2008 postulaban exactamente lo mismo. También en Argentina esta novela fue varias veces cambiadas de horarios, en los canales de aire de Buenos Aires.

Tanto Bruno Mezenga como Berdinazzi, son latifundistas, pero aquí la posesión es la Estancia, como se ve- a través del desarrollo de la trama- la clara diferenciación con Plantación y Hacienda que hace Waldo Ansaldi:"(…)diferencias notables, en particular el distinto papel desempeñado por el capital y las formas de organización del trabajo. Si bien estas divergencias son de peso, la coincidencia se revela decisiva en el largo plazo, concebido como dialéctica de tiempos mixtos (autóctono, colonial, moderno, posmoderno) o bien analizado desde una sociología de historia lenta"

Bruno, se enamorará de una trabajadora rural de los Sin Tierra. En un momento Marco le pregunta a Bruno porqué se enamoro de Luana siendo una pobre campesina llena de callos en las manos. Bruno le responde que su madre lo acariciaba con callos en las manos y su padre cuando lo alzaba para subirlo a su caballo también los tenía, así nuevamente la historia de Amor central de esta novela , se remarca otra vez la temática de la obra: La Cultura del Trabajo. Eso es lo que le conmovió de ella. Varias veces Luana intenta volver al campamento de los sin tierra. Bruno no entiende el porque, si bien se muestra piadoso con estas personas que nada tienen. También se preocupa porque son usados por los grandes vendedores de madera, y también su preocupación va hacia que dejan luego de pasar por la tierra, "no dejan plantada ni una cebolla" Su propio padre Enrico ocupó tierras para dar de comer al ganado que criaba, pero siempre aclara que su padre dio trabajo a la gente. A diferencia de otros latifundistas que ocuparon tierras para que no produzcan nada. Así introducen una serie de divisiones o estamentos tanto entre latifundistas, y entre los ocupantes de la tierra.

En pleno romance entre Luana y Bruno, éste intenta colmarla de mimos y regalos, en un momento le pregunta que puede darle que la haga feliz, ella le responde: " lo que mas me haría feliz es ir a la escuela" Según Marcia Mora Ramos: "Es interesante pensar, por ejemplo, la gran diferencia que hay entre aprender las matemáticas desde la perspectiva de los que acaparan- lógica del latifundio o de los que exigen distribución- lógica de los sin tierra" Así se introduce otro tema en la historia y un personaje secundario muy claro es la Profesora del campamento, cuyos planteos no son diferentes a los de Marcia Mora Ramos: "Construimos una pedagogía diferente a partir de nuestra historia. Somos un movimiento pedagógico porque el solo hecho de confrontar el latifundio produce una ruptura en la concepción mas profunda de cada persona.(...)Tan pronto que el movimiento ocupa una tierra improductiva e instala un campamento una de las primeras y mas inmediatas reivindicaciones a ejecutar es la escuela... El MST no autoriza que ningún niño del campamento deje de estudiar"

Esto es sin dudas lo más atractivo de la trama la incorporación del problema de la posesión de la tierra, con amplias discusiones acerca de la Reforma Agraria, y personajes que pertenecían al MST. Según Marcia Mora Ramos: "Nuestra vivencia pedagógica está marcada por una serie de matrices construidas con los años. Es la pedagogía de la tierra, de la lucha por la tierra de la sobrevivencia en y de la tierra... y la escuela no puede dejar de elaborar e incorporar todo esto."

La novela se había puesto en pantalla dos meses después de la muerte de diecinueve sin tierra en El Dorado de Cajarás, apoyados por el senador Caxias que murió durante una de las invasiones. Dentro de la historia un personaje representa a este político, es el suegro de Marcos. A tal punto caló el tema, que dos senadores participaron en la escena del entierro del senador de ficción que apoyaba a los Sin Tierra.

EL Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra es un movimiento político-social brasileño que busca la Reforma Agraria. Hay que tener en cuenta entre otras cosas que la deuda externa de Brasil desborda hoy al 40 por ciento de su riqueza nacional, cifra que sigue sin preocupar a los grandes financieros que continúan logrando grandes ganancias de ello, pero que no alcanza a ocultar la crisis social que se advierte en sus grandes ciudades al igual que la dramática crisis social en el campo, aunque en ocasiones sea menos visible. Así el MST se originó en la oposición al modelo de reforma agraria impuesto por el régimen militar, principalmente en los años 1970, que priorizaba la colonización de tierras en regiones remotas, con los objetivos de exportar los excedentes poblacionales y de la integración estratégica. Contrariamente a este modelo, el MST busca fundamentalmente la redistribución de las tierras improductivas. Según Waldo Ansaldi: "No en vano, algunos de las más inteligentes propuestas de transformación social y política se basan en la destrucción de la estructura agraria latifundista (que lleva conexa su reverso, la minifundista) y su reemplazo por otra basada en la mediana propiedad de la tierra (al estilo farmer), como en los casos del argentino Domingo Faustino Sarmiento -retomada luego, en clave socialista, por su compatriota Juan B. Justo- y del uruguayo José Batlle y Ordóñez. El fracaso de estas estrategias de transformación desde arriba no le resta trascendencia, todo lo contrario. A su vez, algunos de sus éxitos parciales -sobre todo, ese caso par excellence representado por Costa Rica-, refuerzan la convicción de muchos de quienes encuentran una correlación positiva entre fragmentación de la propiedad rural y democracia política."

Bruno y Luana o Marieta deben atravesar varias instancias, el reencuentro del tío con Marieta, a pesar de que hay una impostora haciéndose pasar por ella. Bruno cae con el avión y lo dan por muerto. En la trama se describe como Luana aparece de la nada y termina cruzando el camino de Bruno y formando parte de su vida. Esta historia de amor, esta signada por una metáfora: Bruno, no tiene pruritos ni prejuicios al enamorarse de una humilde trabajadora rural- aún cuando al final se sepa que ella es una rica heredera- tanto como Luana al quedar subyugada por él que nada tiene que ver con su realidad ni su vida, sin embargo luego de cruzarse no podrán dejar de pensar el uno en el otro. Lo mismo le pasa a la sociedad brasileña con los sin tierra, no pueden tener destinos separados, porque todos son brasileños. Una imagen muy clara es la de la bandera brasileña en el campamento del MST, y de Luana llevándola al hombro en la imagen de difusión de la novela

Bibliografía:

  • Ansaldi, Waldo: "La democracia en América Latina, un barco a la deriva, tocado en la línea de flotación y con piratas a estribor. Una explicación de larga duración"
  • Cristóbal Kay "Transformaciones de las relaciones de dominación y dependencia entre terratenientes y campesinos en Chile"
  • Arguedas, José María "Ritos de la siembra" en: señores e indios. Acerca de la cultura quechua, calicanto, México.
  • "El movimiento Sin Tierra y sus propuestas de futuro". Actores de una pedagogía de la tierra" Entrevista a Marcia Mora Ramos por Sergio Ferrari.

No hay comentarios: